Contacto +57 653 3000

➤ Consejos para un Nuevo Recibimiento de tus Aves

Teun Van de Braak

Product Manager, Layers Hendrix Genetics

17 de agosto de 2022

Llegada de un nuevo Lote de Aves a tus Granjas.

El alojamiento de un nuevo lote de pollitas es un procedimiento delicado. El transporte es un periodo estresante, no hay que sobrecargar a las pollitas durante el transporte y hay que dejar que tengan suficiente espacio y aire fresco.

La descarga de las pollitas es un procedimiento delicado, debe hacerse con la mayor rapidez y delicadeza posible. Para que el traslado sea lo más suave posible, hay que crear un entorno adecuado para la nueva parvada. Así se sentirán rápidamente a gusto, lo que las estimulará a empezar a producir huevos. El galpón debe proporcionar a las aves lo siguiente:

  • Un galpón limpio y seco (+ su equipamiento) a una temperatura confortable (se aconseja una temperatura óptima de 18°C, pero puede ser difícil de conseguir en climas cálidos).
  • Todas las preparaciones deben hacerse antes de la llegada de la nueva parvada. Compruebe también si los conductos de las tetinas, los bebederos y los comederos funcionan.
  • Para fomentar la ingesta de agua por parte de las aves, el agua para beber debe estar limpia y fresca cuando lleguen las pollitas.
  • Para mejorar el apetito de las aves, es mejor utilizar la alimentación de las comidas en lugar de la alimentación ad-libitum. Al igual que con el agua, debe proporcionarse alimento fresco.

El período de las primeras 48 horas después del alojamiento es un período crítico, se requiere una estrecha supervisión y observación para asegurar el comportamiento normal de su parvada. Deben anotarse/observarse los siguientes puntos:

  • Las aves deben ser soltadas cerca de los bebederos y comederos, tratar de soltarlas uniformemente en todo el gallinero (no soltarlas sólo en la puerta).
  • Consumo de agua: hábitos normales de beber dentro de las 6 horas siguientes a la llegada
  • Consumo de pienso: debe observarse un aumento del apetito/de la ingesta de pienso
  • El comportamiento de la parvada: al principio, estarán tranquilas, pero gradualmente deben volverse más activas y «bullosas», pero no frenéticas ni hiperactivas.
  • La intensidad de la luz debe ser mayor en comparación con la de la recría, asegúrese de que puede observar fácilmente a las aves y de que éstas pueden desplazarse con facilidad por su nuevo entorno.
  • Debe prestarse especial atención a las aves que tengan dificultades para encontrar los puntos de bebida/alimentación. Coloque a estas aves cerca de los bebederos y comederos, o muéstreles cómo funciona la tetina.
  • Cuando haya tablillas, no utilice demasiada cama, ya que los pájaros se quedarán en la cama mientras que usted quiere que suban a las tablillas o a las perchas durante la noche.
  • Al comienzo de la puesta, los huevos del suelo deben recogerse varias veces al día hasta que el nivel sea aceptable.
    Mantenga el control continuo del crecimiento de las aves midiendo semanalmente el peso corporal.
    Durante los primeros días, los trabajadores de la granja deben pasar tiempo con las gallinas ponedoras, observando su comportamiento y controlando el consumo de agua y pienso. De este modo, las aves tendrán tiempo para acostumbrarse a sus cuidadores. La inspección de la parvada no debe limitarse al día.

Escuchar a las aves después de apagar las luces puede ser muy útil: la tos o los estornudos, también conocidos como «ronquido», como resultado de una infección respiratoria pueden detectarse fácilmente cuando la parvada está descansando.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.