Contacto +57 653 3000

➤ Salmonella | ¿Qué es y Cómo Prevenirla en Tus Aves?

Salmonella en Aves

Freek Thomassen

Medico Veterinario. Hendrix Genetics

5 de junio de 2022

La Importancia de Prevenir la Salmonella en Aves de Corral

La Salmonelosis forma parte de las zoonosis de transmisión alimentaria más importantes en todo el mundo. Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), cada año se registran más de 90.000 casos de salmonelosis en la Unión Europea. Mientras que en el caso de Estados Unidos, los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) estiman que cada año se producen alrededor de 1,2 millones de enfermedades y 450 muertes.

Los CDC estiman que los alimentos son la fuente de alrededor de un millón de enfermedades en los Estados Unidos. En el caso de Europa, se ha observado una tendencia significativa a la disminución de la salmonelosis entre 2008 y 2016. Sin embargo, los recientes brotes de Salmonella enteritidis contribuyeron a un cambio en esta tendencia decreciente tanto en humanos como en aves de corral.

¿Qué es la Salmonella?

La salmonella es una bacteria que puede causar una enfermedad llamada salmonelosis en los seres humanos. La salmonella se encuentra habitualmente en los intestinos de aves y mamíferos sanos. En los seres humanos, el riesgo de una infección por salmonela está asociado al consumo de alimentos contaminados.

Las categorías de alimentos que representan el mayor peligro para la salud pública son la carne cruda y los productos cárnicos crudos, los productos lácteos no pasteurizados, los huevos y los productos que contienen huevos crudos, las semillas germinadas y los productos de la pesca. Los principales síntomas de la salmonelosis son fiebre, diarrea y calambres abdominales. En la mayoría de los casos, las personas infectadas por la salmonella se recuperan, pero desgraciadamente en menos del 0,1% de los casos puede provocar la muerte.

Salmonella y su relación con las Aves de Corral

El informe de Steinbeck y Hartung de 1999 reveló que aproximadamente el 60-65% de las infecciones humanas estaban causadas por la salmonella procedente de las aves de corral, los huevos y los ovoproductos. Su investigación también demostró que esto estaba relacionado casi exclusivamente con la Salmonella enteritidis. S. enteritidis está marcadamente asociada a las gallinas ponedoras, a los pollos de engorde y a la carne de pollo (Fig. 1 y Tabla 1).

Salmonelosis

Fig. 1. Aislamientos notificados de Salmonella enteritidis en animales en los Estados miembros de la UE y otros países declarantes, 2011-2016.

Salmonella en Huevos

Tabla 1. Aislamientos notificados de Salmonella enteritidis en animales en los Estados miembros de la UE y otros países declarantes, 2011-2016.

El informe resumido de la Unión Europea sobre las tendencias y las fuentes de las zoonosis, los agentes zoonóticos y los brotes transmitidos por los alimentos en 2016 revela que, en 2016, el 1,47% de las manadas de reproductoras de la UE dieron positivo a la salmonella (frente al 1,42% en 2015) y el 3,71% de las manadas de gallinas ponedoras adultas dieron positivo (frente al 2,67% en 2015). S. enteritidis parece desempeñar un papel dominante en la salmonelosis europea; en el 48,5% de todos los casos se notificaron aislados que pertenecen a S. enteritidis y se asocia sobre todo al consumo de huevos, ovoproductos y carne.

En cuanto a las aves de corral, se encontró S. enteritidis en el 59% de los casos. El segundo serovar más detectado, S. infantis, se encontró en menos del 10% de los casos, y S. typhimurium se encontró en alrededor del 5% de los casos, y los demás serovares alcanzaron porcentajes entre el 1,5% y el 4,4%.

¿Cómo Controlar la Salmonella en sus Aves?

Si se observan las cifras anteriores, se puede ver claramente que hay una gran necesidad de controlar la salmonella en las aves. Para los productores avícolas, el primer objetivo es evitar que la bacteria de la salmonela entre en sus operaciones.

Cuando está presente, el objetivo es evitar que la Salmonella entre en la cadena alimentaria a través de los huevos o la carne que producen. El único control exitoso de la infección por Salmonella en sus aves comienza en la incubadora y en la granja.

Hay que tomar medidas sanitarias estrictas para que los huevos incubados, los pollitos de un día, el pienso, el agua, la yacija, los establos o los roedores no sean la fuente de una infección por Salmonella. Se ha demostrado que el muestreo ambiental es una herramienta muy eficaz para detectar la salmonela y para verificar su limpieza y desinfección.

Se recomienda encarecidamente que disponga de un programa de bioseguridad adecuado y ajustado a las condiciones ambientales, regionales y organizativas de sus operaciones.

Se necesita un plan de bioseguridad bien definido y estructurado para que las rutinas diarias se dirijan de forma integral. A menudo, la bioseguridad se considera un gasto adicional, pero nosotros, como organización de cría, estamos más que capacitados para ver que merece la pena en su totalidad. No sólo para la salud general de sus aves, sino también para la salud y, especialmente en el caso de la salmonela, la seguridad de los consumidores.

A continuación enumeramos las estrategias más importantes que deben aplicarse para evitar la propagación de la salmonella.

Higiene y Desinfección

Esta es la estrategia más obvia, pero fácil de pasar por alto. Todos los edificios y equipos deben limpiarse y desinfectarse antes de que llegue la nueva parvada. La eficacia de la limpieza y la desinfección debe comprobarse mediante un muestreo ambiental. La limpieza y desinfección intensivas son necesarias cuando se descubre que la manada anterior es positiva a la salmonella. El objetivo de la limpieza y la desinfección es cortar la cadena de infección circulante después de la despoblación de las granjas si se aplica el principio de «todo dentro, todo fuera».

Un sistema de barrera bien gestionado alrededor de las incubadoras y los galpones debería incluir medidas de limpieza y desinfección adecuadas para evitar la posible introducción de salmonella desde el exterior a través de vehículos, visitantes de la granja, botas, etc.

Agua y piensos

Se sabe que los piensos pueden ser una fuente importante de contaminación por salmonella. Los granos y las harinas animales son fuentes comunes de contaminación de los piensos, así como el polvo ambiental. La granulación de los piensos o el tratamiento térmico de los mismos destruyen casi todas las bacterias presentes en ellos, pero siempre existe la posibilidad de recontaminación.

La recontaminación de los piensos puede producirse en el entorno de refrigeración, a través de los camiones de transporte, o simplemente a través del polvo y los insectos presentes en las fábricas de piensos y sus alrededores. Sin embargo, los piensos peletizados o tratados térmicamente no están disponibles ni se utilizan en todas partes, ya que son más caros.

A menudo vale la pena conocer los informes de auditoría de su proveedor de piensos. La higiene del agua, especialmente del agua potable, es muy importante como parte del programa de bioseguridad. Controlar la calidad del agua de bebida es tan importante como comprar piensos seguros.

Personas

Los trabajadores de la incubadora y de la granja son un factor clave en un programa de bioseguridad eficaz. Es muy importante que conozcan y cumplan todas las normas y reglas de bioseguridad; vale la pena que les explique bien el «por qué» de su programa de bioseguridad. Asegúrese de que conocen y respetan las normas relativas a los procedimientos de duchado, la limpieza y desinfección de las manos después de cada visita al baño y el contacto con los alimentos. También deben seguir las normas con respecto al cambio de ropa y calzado entre establos, así como respetar la norma de 72 horas sin contacto con aves domésticas antes de entrar en las instalaciones.

Control de plagas

Como todos los animales, incluidos los reptiles y los insectos, pueden ser portadores de la salmonela, es importante mantenerlos alejados de sus gallineros y criaderos. Se sabe que el escarabajo de la cama es un huésped común de las salmonelas.

Por lo tanto, la desinfección debe realizarse inmediatamente después de la despoblación de un gallinero para evitar que los escarabajos de la cama migren y se escondan. Además de la limpieza y la desinfección, es importante que se instalen medidas para evitar que los roedores y las aves silvestres entren en los establos. Disponer de estaciones de cebo en el exterior de los establos puede ser una de estas medidas.

Vacunación y Salmonella en Huevos

Cada vez hay más interés en vacunar a las aves de corral contra S. enteritidis y S. typhimurium. Con la vacunación, la resistencia del ave a una posible infección de salmonella aumentará aún más. La resistencia natural de las aves/primera barrera contra una posible infección de salmonela es a través de su flora intestinal bien desarrollada. Por lo tanto, las aves jóvenes son más susceptibles a una infección por salmonella, ya que la flora intestinal tarda en desarrollarse por completo. En general, el objetivo de la vacunación contra las infecciones por salmonella es la prevención o la reducción de la colonización intestinal.

Esto conducirá a una reducción de la excreción fecal y, en consecuencia, a una menor contaminación de la cáscara del huevo. Además, la disminución de la colonización del hígado, el bazo y los tejidos reproductivos con salmonela es el resultado de la respuesta inducida por el sistema inmunitario adaptativo, lo que conduce a una menor presencia de salmonella en los huevos. Consulte siempre a su veterinario local para que le asesore sobre la mejor estrategia para sus operaciones que cumplan con la legislación local.

Se sabe que la Salmonella enteritidis puede persistir en una manada de gallinas ponedoras vacunadas, pero un programa de vacunación puede utilizarse como una herramienta adicional para reducir la presencia de S. enteritidis en los huevos.

En combinación con las estrategias mencionadas, se puede reducir drásticamente la posibilidad de una infestación por salmonella. La vacunación contra la salmonella es inútil cuando las aves se mantienen en un entorno en el que no se toman las medidas de bioseguridad adecuadas.

Crianza

La salud general y la resistencia a las enfermedades son rasgos clave de nuestros programas de cría. A través del programa Feed4Food, Hendrix Genetics colabora con universidades, empresas de piensos y empresas de medicina animal para conocer mejor la salud intestinal y la microbiota de las aves. Se espera que esta investigación conduzca a una mejor comprensión de la gestión de los galpones de forma saludable y sostenible. Con nuestros programas intensivos de control sanitario (seguimiento semanal del estado de salud de las aves y de su entorno), combinados con todas las medidas que tomamos para mantener nuestro alto nivel de bioseguridad, mantenemos a los reproductores de Hendrix Genetics libres de salmonela. n

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.