Contacto +57 653 3000

➤ ¿Cómo Mantener la Temperatura Ideal en mis Galpones?

Rafael Lera

Técnico Veterinario | Especialista en Avicultura de puesta. Hendrix Genetics

14 de septiembre de 2021

El clima dentro de la nave influye en la salud y el bienestar de sus aves. Cuando las condiciones climáticas no son óptimas, es más probable que se produzcan trastornos relacionados con el sistema respiratorio y digestivo. Además, pueden surgir problemas de comportamiento en su lote. El crecimiento y la productividad también pueden verse afectados negativamente cuando las condiciones climáticas dentro de la nave no se ajustan a los estándares.

La mejor manera de medir las condiciones ambientales es echando un vistazo a las aves y a su comportamiento, si están activas, si comen y beben a niveles normales, si la producción de huevos y la mortalidad están de acuerdo con las expectativas, ¿están visiblemente jadeantes, es decir, sufren estrés térmico?

El ambiente dentro de la nave se define por varios factores:

  • Temperatura de la nave
  • La humedad relativa
  • El movimiento del aire y su velocidad • Composición del aire
  • Luminosidad

Siempre controle y mida la temperatura ambiente a nivel de las aves. Es muy posible que el clima en el interior de la nave sea aceptable, pero que sea inadecuado a nivel de las aves. Por ejemplo: El CO2 es un gas pesado, por lo que los niveles de CO2 pueden ser mucho más altos a nivel del suelo (nivel de las aves) en comparación con el nivel de los ojos de los humanos.

Otro ejemplo es la temperatura dentro de los círculos de cría, en los que el calor queda atrapado al haber menos movimiento del aire en el suelo. Esto puede ahorrar costes de energía para la calefacción, ya que se necesita menos energía para calentar toda la nave. Por otro lado, se necesita material, tiempo y esfuerzo para instalar temporalmente estos círculos. Se puede influir en el clima de la nave aislando los techos, las paredes y el suelo, instalando ventilación, calefacción o enfriamiento, e incluso mediante la iluminación.

Temperatura

La temperatura crítica para las gallinas ponedoras adultas es de 18°C. Por cada 1°C por debajo de 18°C, las aves necesitan 1 g más de alimento al día. La temperatura crítica para los pollitos en cría depende en gran medida de la edad de estos.
La medición de la temperatura es una de las formas más comunes de evaluar el clima dentro de la nave. Es fácil medir la temperatura y no tiene un coste elevado. Se pueden utilizar diferentes tipos de termómetros; es aconsejable tener varios termómetros en el interior de la nave para tener una mejor visión de las posibles diferencias de temperatura dentro de la nave y es más fácil averiguar si algún termómetro se ha roto.

¿Dónde colocar los termómetros?

En primer lugar, colóquelos en lugares donde se pueda leer fácilmente la temperatura, es decir, no los coloque demasiado altos. Como la temperatura en el interior de la nave no es uniforme, se aconseja no colocarlos cerca de las paredes, ya que en estos lugares el flujo de aire suele ser más bajo. Tenga en cuenta las entradas de aire (cuando tenga naves cerradas), la ubicación de la ventilación y de los calefactores (en el caso de la cría). Se aconseja colocar los termómetros lo más cerca posible de la altura de las aves, ya que así le dan la mejor indicación de la temperatura que las aves experimentan.
Colóquelos de manera que el aire fresco pase por el termómetro antes de llegar a las aves.

Pérdida de calor en aves adultas

Hay dos medidas de temperatura:

  • La temperatura real del aire medida por el termómetro
  • La temperatura efectiva, es decir, la temperatura que sienten las aves. La temperatura efectiva aumenta cuando aumenta la humedad, pero disminuye con el aumento del movimiento del aire.Captura de Pantalla 2021 09 14 a las 1.48.02 p. m.

Zonas de temperatura

La zona de neutralidad térmica (también llamada zona de confort) se define como la zona de temperatura en la que las aves son capaces de mantener su temperatura corporal constante con un esfuerzo mínimo. Esta zona de confort depende de las condiciones ambientales, por lo que siempre hay que tener en cuenta la humedad relativa junto a la temperatura. En la figura… se puede ver que el comportamiento de las aves cambiará cuando suban las temperaturas de la nave. Las aves se volverán menos activas, reducirán su consumo de alimento y esponjarán el plumaje mientras bajan y separan las alas para ampliar el movimiento del aire en contacto con su cuerpo. Como resultado de la reducción del consumo de alimento, la producción y el tamaño de los huevos pueden disminuir. Si las temperaturas suben aún más, las aves reducirán aún más su consumo de alimento y empezarán a jadear para reducir su temperatura corporal.
Lo contrario también es cierto, cuando las temperaturas están por debajo de la zona de confort de las aves, éstas tratarán de mantenerse calientes: el consumo de alimento puede aumentar ya que la energía del alimento se puede utilizar para mantener a las aves calientes, y se verá cómo las aves se agrupan naturalmente para mantenerse calientes.

La zona termoneutral no es fija, depende de varios factores:

  • Edad.
  • Peso corporal.
  • Estado de salud de las aves.
  • Clima dentro de la nave (temperatura + humedad relativa (HR) + ventilación (velocidad del aire).
  • Sistema de alojamiento.
  • Alimentación y estrategias de alimentación.

Captura de Pantalla 2021 09 14 a las 1.52.46 p. m.

En la zona de neutralidad térmica, la proporción de agua y alimento es de aproximadamente 2:1. Con el aumento de las temperaturas, las aves reducirán su consumo de alimento mientras aumentan su consumo de agua para mantenerse frescas, pero también aumentarán su consumo de agua como resultado del jadeo, el cual producirá aún más calor a través de la actividad muscular. Cuando se produce un estrés por calor, la proporción entre agua y alimento puede llegar a ser de 5:1. No todo el aumento del uso de agua se consume directamente, parte de ella se derrama cuando “juegan” con el agua y mojan sus barbillas y cresta, mejorando así su función de enfriamiento. Cuando se produce un estrés térmico severo, las aves no son capaces de aumentar suficientemente su consumo de agua, es decir, no son capaces de compensar las pérdidas a través de la respiración y la excreción de orina. Sin ninguna intervención climática, el estado fisiológico de las aves puede empeorar y pueden morir.
Aumentar el consumo de agua, mientras se reduce el consumo de alimento de las aves, dará lugar con toda probabilidad a más gallinaza húmeda de menor calidad y consistencia. Los grandes montones de gallinaza húmeda pueden hacer que la humedad relativa en la nave aumente, empeorando incluso el clima dentro de la nave. Entonces se aconseja retirar la gallinaza con más frecuencia y secarla en otro lugar. Al mantener a las aves en el suelo, hay que tener en cuenta que la cama puede producir calor, ya que al humedecerse empieza a descomponerse. Siempre hay que retirar la cama apelmazada para mejorar el clima de la nave.

Humedad relativa

La humedad relativa describe el nivel de agua presente en el aire, es decir, si el aire retiene el 20% de su capacidad de retención de agua, la humedad es del 20%. Cuando la humedad alcanza el 100%, significa que el aire está totalmente saturado. Al igual que la temperatura, la humedad relativa no es fija, puede cambiar y, por tanto, varía a lo largo del día. El aire se expande como resultado del aumento de las temperaturas, por lo que su capacidad de retención de humedad aumenta. Como resultado de las bajas temperaturas de la noche, la Humedad Relativa es generalmente más alta durante la noche, ya que la temperatura más fría tiene una menor capacidad de retención de humedad. El periodo más peligroso para las gallinas ponedoras es durante los periodos de verano, o la temporada de calor, y especialmente al final de la tarde (entre 3-6 pm). Durante este período de tiempo, la temperatura empieza a descender, pero la Humedad Relativa va en aumento, lo que hace más difícil que las aves puedan desprenderse del calor. La mayoría de las pérdidas debidas al estrés térmico se producen en este momento del día.

La relación entre la temperatura y la humedad relativa

En muchos casos, los productores de huevos se centran demasiado en las temperaturas de la nave. A menudo se pasa por alto la humedad relativa. Pero es el clima dentro de la nave, el que define si el ave se siente cómoda o no, es el resultado de la interacción entre la temperatura y la humedad relativa.
La norma de oro es que la suma de la temperatura y la humedad relativa debe estar en torno a 90.

temperatura-adecuada-de-las-gallinas

La Respuesta de la Gallina Ponedora al Estrés Térmico

temperatura-en-gallinas-ponedoras

El potencial de enfriamiento

De la tabla que se muestra a continuación se desprende que existen grandes diferencias en el potencial de enfriamiento para una misma temperatura, pero para diferentes niveles de Humedad Relativa. Esto demuestra claramente que la interacción entre la temperatura y la HR debe tenerse en cuenta cuando se quiere optimizar el clima en el interior de la nave mediante el manejo. No hay que descuidar el impacto de una humedad relativa elevada, ya que tiene un impacto directo en el efecto del jadeo de las aves.

temperatura de los galpones

Índice de estrés por temperatura y humedad para gallinas ponedoras

Captura de Pantalla 2021 09 14 a las 8.55.10 p. m.

La relación entre la temperatura y la humedad relativa

Captura de Pantalla 2021 09 14 a las 9.23.18 p. m.

Controlar el clima

En la mayoría de los países que cuentan con naves modernas, el clima puede controlarse con relativa facilidad. Ya se ha tenido en cuenta en el diseño, es decir, el aislamiento para evitar que el calor entre o salga, o la ventilación mecánica o los sistemas de enfriamiento que se han añadido. Sin embargo, todavía hay muchas naves de puesta que carecen de un control climático adecuado.

Los objetivos del control climático pueden definirse en varias etapas:

  • Para eliminar el exceso de calor en la época de calor
  • Para eliminar el exceso de humedad y reducir la temperatura efectiva
  • Para limitar la acumulación de gases nocivos y salvaguardar el suministro de oxígeno y aire fresco

Los objetivos mencionados anteriormente pueden lograrse utilizando varios principios. La ventilación de tipo túnel puede ser muy eficaz, para aumentar el flujo de aire, o mediante enfriamiento por evaporación, a través de la nebulización, o sistemas de paneles y ventiladores.

Para que las aves puedan deshacerse del exceso de calor producido durante el día, intente bajar las temperaturas nocturnas entre 12 y 16 °C. La temperatura más baja permitirá a las aves recuperarse del estrés térmico experimentado durante el día.

Es importante que durante la noche la temperatura no descienda demasiado, ya que los grandes cambios de temperatura en un corto periodo de tiempo pueden influir negativamente en la salud y el bienestar de las aves, es decir, pueden resfriarse fácilmente.

La reducción de la temperatura efectiva (es decir, la temperatura que siente el ave) se denomina factor de “sensación térmica”. Las aves tienen que lidiar con 2 fuentes de calor, el calor derivado del entorno y el calor producido internamente debido a su metabolismo. El exceso de calor debe ser eliminado. Como se ha mencionado anteriormente, la mayor parte puede perderse por evaporación a través del jadeo. Pero el jadeo tiene un impacto negativo en la Humedad Relativa de la nave de puesta. Cuanto más alta sea la HR, menos eficaz será el jadeo. El calor comienza a acumularse en el cuerpo de las aves, y puede resultar en mortalidad debido al estrés por calor.

Captura de Pantalla 2021 09 14 a las 9.24.03 p. m.

Intente bloquear la luz del sol en la medida de lo posible para que no entre en la nave, es decir, la luz del sol nunca debe incidir directamente sobre las aves. Utilice persianas para las ventanas o aleros en el techo para impedir que la luz del sol entre directamente en la nave. Se recomienda utilizar persianas porosas, ya que bloquearán eficazmente la luz del sol, pero permitirán el paso del aire.

Consejos prácticos y rentables

Renovar y reformar las naves avícolas para hacerlas más resistentes al estrés térmico puede ser un ejercicio muy costoso; como entendemos que puede ser difícil de financiar, hemos enumerado varios consejos prácticos que tienen un bajo coste de inversión.

  • La ubicación de la nave es importante cuando hablamos de naves con ventilación natural. Se aconseja construirlas en dirección este-oeste, esto evitará que el sol incida directamente en la nave. además, esta ubicación es la que mejor aprovecha el viento.
  • El aislamiento puede ser una herramienta muy rentable en climas cálidos, ya que evitará que el calor entre en la nave durante el día (radiación y conducción del calor solar), y evitará que el calor se escape durante la noche. Añadir aislamiento permitirá a las aves estar más tiempo en su zona de neutralidad térmica. La lámina plástica de burbujas, recubierta por ambos lados con capas de aluminio, ha demostrado ser extremadamente eficaz en condiciones tropicales. Además de ser eficaz, es barato de comprar y fácil de instalar. Los techos también pueden cubrirse con material de paja, como hojas de caña de azúcar, hojas de palmera, paja de arroz, etc., para reducir el calentamiento solar del techo.
  • Intente bloquear la luz del sol en la medida de lo posible para que no entre en la nave, es decir, la luz del sol nunca debe incidir directamente sobre las aves. Utilice persianas para las ventanas o aleros en el techo para impedir que la luz del sol entre directamente en la nave. Se recomienda utilizar persianas porosas, ya que bloquearán eficazmente la luz del sol, pero permitirán el paso del aire.
  • Un techo de color claro refleja mejor el calor. Los techos se pueden pintar de blanco para permitir una mejor reflexión (se puede utilizar cal hidratada o cemento blanco para blanquear los tejados), para las naves con ventilación natural, una cumbrera abierta y protegida con malla de 2 pulgadas, para evitar la entrada de pájaros silvestres permite, que el aire caliente ascendente salga de la nave a través del tejado.
  • La plantación de árboles altos cerca del gallinero creará sombra, ya que la humedad de los árboles se evaporará y el aire circundante se enfriará, lo que dará lugar a un clima más confortable dentro de la nave. Intente plantarlos de forma que no bloqueen el flujo de aire. Tenga en cuenta la bioseguridad, ya que los árboles pueden atraer a las aves silvestres y a los roedores. Asegúrese de tener un programa de bioseguridad eficaz para proteger la salud y el bienestar de sus aves.
  • Un césped bien mantenido alrededor de las naves dará lugar a condiciones más frescas en el interior en comparación con el suelo sin césped, las piedras o de hormigón. La hierba irradia menos calor que el hormigón o el propio suelo.
  • Cuando haya instalado jaulas, asegúrese siempre de que los comederos están instalados a las jaulas en los lados donde se encuentran los pasillos. El aire más frío suele encontrarse en los pasillos, y esto ayudará a las aves a desprenderse del calor más fácilmente.
  • El depósito de agua debe localizarse preferentemente en el interior de la nave, ya que dentro tendrá menos posibilidades de que se caliente el agua por acción de la luz solar directa. Si se coloca en el exterior, intente protegerlo con mantas o yute, ya que la evaporación de la manta húmeda/yute siempre requerirá calor. Como este calor proviene del tanque de agua, mantendrá el agua dentro del tanque más fría. Pintar el depósito de agua de color blanco permitirá una mejor refrigeración del agua, ya que el calor se refleja en lugar de ser absorbido.
  • Prevea un sistema de suministro eléctrico de emergencia, ya que los cortes de energía son en general más frecuentes y de mayor duración en la temporada de calor. El impacto de un corte de energía es mucho más perjudicial en la temporada de calor, cuando la ventilación se detiene, surge el estrés por calor y rápidamente se vuelve fatal.
  • Las naves abiertas pueden transformarse en naves de ventilación forzada instalando extractores y cerrando con cortinas plásticas las paredes laterales abiertas. Suele ser rentable y puede beneficiarse de las ventajas de ambos sistemas.

Mensaje para llevarse a su casa

  • Cuando se produce el estrés por calor, hay que centrarse sobre todo en el manejo, y menos en la nutrición.
  • El clima se define por la interacción entre la temperatura y la humedad relativa.
  • La refrigeración evaporativa es una muy buena opción para los climas cálidos y secos, pero no necesariamente lo es para los climas cálidos y húmedos.
  • Tenga cuidado al aplicar la máxima ventilación cuando las aves son jóvenes, ya que pierden el calor más rápidamente.
  • Adaptar la nave para crear un mejor clima para las aves se puede hacer con un presupuesto relativamente ajustado.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *